Skip to main content

El proyecto original de Gonzalo Mardones V., forma parte de una serie de edificios en el sur de Chile, en un parque frente al Lago Villarrica.

Al igual que en toda su obra, la primera idea fue optar por el uso de un solo material a la vez. Un solo tono de manera que más que destacarse, los cuerpos de los edificios se hicieran parte del bosque existente.

El espacio geográfico de referencia y la relación del parque con el lago permitió la decisión de optar por edificios de madera.

Existió desde los primeros dibujos la idea de respetar este lugar con una naturaleza privilegiada, la opción por el uso de un material sostenible como la madera permitió no tocar la atmósfera de tan bello lugar.

Por esta razón las fachadas ventiladas Prodema de Hunter Douglas –que son un novedoso producto de paneles para exteriores con chapas de madera natural– permitían asimilarse al lugar, en contradicción con una serie de edificios anteriores que parecían pertenecer a otro contexto.

Edificio Puntilla Villarrica svg+xml;charset=utf

Esta línea de fachada ventilada de Hunter Douglas utilizada en el proyecto, es un revestimiento estratificado de madera para exterior que no precisa de mantenimiento lo que debido a la composición superficial de los tableros que protege la madera de las inclemencias meteorológicas más extremas, eliminando cualquier necesidad de tratamiento posterior.

Los paneles combinan las virtudes de la madera, su belleza y calidez naturales, con los requisitos técnicos para un óptimo comportamiento en exteriores a lo largo del tiempo.

La envolvente de esta fachada es el componente que controla el intercambio de aire, calor, humedad y luz entre el interior del edificio y el exterior. Debido a esto, ésta es la parte del edificio que ofrece las mayores oportunidades para mejorar el ambiente interior y disminuir el consumo energético.

Por lo que una fachada ventilada bien diseñada permite, sin costo energético alguno, proteger el edificio de la lluvia, el viento y la humedad, aislar acústicamente del exterior y mejorar el desempeño energético y la calidad del ambiente interior del mismo. Una de las grandes ventajas a considerar al momento de elegir la implementación de una  fachada ventilada de este tipo o de otras materialidades (terracota – metal – láminas de alta presión Hpl) es que permiten además realizar renovaciones a edificios antiguos (retrofitting), pudiéndose mejorar su estética y desempeño.

Finalmente el proyecto Edificio Puntilla Villarica quedó conformado por varias tipologías de distintos programas y superficies compuestos por unidades de viviendas apiladas en torno a terrazas cubiertas (huecos también del mismo material y color) que facultan ampliar la superficie del espacio interior creando estas expansiones protegidas de la lluvia y orientadas al sol del norte y a las mejores vistas.

Edificio Puntilla Villarrica svg+xml;charset=utf

Descubre más de Parlex Prodema