El montaje del pabellón de la XVI Bienal de Arquitectura, se ciñó al tema de la Bienal, “Hacia una arquitectura que cuide nuestra tierra”, que perseguía trabajar con elementos reutilizables o reciclables. Hunter Douglas contribuyó de manera significativa an este propósito al proveer para el pabellón ubicado en “la plaza de los malabaristas”, un nuevo producto creado a partir de un tejido compuesto por cintas metálicas perforadas y recicladas, llamado StripWeave. Este producto, surge de la idea conjunta del arquitecto a cargo del montaje y de Hunter Douglas, que aprovecha material reutilizable, pudiendo utilizarse en fachadas ventiladas, como quiebravista, etc.